(USI)
(USI)

Al igual que el Ministerio del Ambiente, la advirtió que el proyecto de ley que permitiría el ingreso de al país contravendría la política ambiental puesta en marcha.

La institución aseguró que la sobreoferta y la antigüedad de las unidades vehiculares constituyen factores que incrementan los niveles de del aire. En ese contexto, recordó que en Lima circula un gran número de vehículos públicos muy superior al que se necesita para satisfacer la demanda.

"Si bien existe una necesidad de las personas de movilizarse en unidades de transporte, la mejora de las condiciones de movilidad de la población no implica necesariamente la adquisición cada vez mayor de vehículos particulares, sino la implementación de un sistema racional de transporte urbano", señala el comunicado de la Defensoría.

Por ello, recomendó solucionar el problema de la sobreoferta del transporte público, especialmente en Lima y Callao. "El ingreso de vehículos con 8 años de antigüedad será un obstáculo para la modernización del parque automotor con miras a reducir la contaminación atmosférica", agrega.

"El sector transporte debe caracterizarse por incorporar tecnologías más limpias, a la par de implementar la mejora en la calidad de los combustibles, como condición esencial para el goce efectivo del derecho a la vida, la salud y a un ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de las personas", finaliza el pronunciamiento.