"No hay problema amigo, estamos para servirle", le dijo Enrique Vílchez a un turista chino al devolverle su billetera con más de 14 mil dólares y tarjetas de crédito.

El extranjero visitaba las cuando se le extravió su billetera en los servicio higiénicos del aeródromo María Reiche, donde trabaja Vílchez.

Dada la fuerte suma de dinero que encontró, el honesto empleado no dudó en dar parte al jefe de seguridad del aeródromo, para que se contacte con el turista.

Inmediatamente se ubicó al ciudadano chino, quien ya se encontraba en un hospedaje cercano a la , en .

El turista asiático mostró su satisfacción por el acto de honradez y recompensó con US$1,000 a Enrique Vílchez, quien declaró que el visitante que se lleve una buena impresión del país y su gente volverá y promoverá nuestro país como destino turístico.