El expresidente indicó que no le parece apropiado que el mandatario viaje a Cajamarca a resolver el conflicto social generado por el desarrollo de .

"No me parece apropiado, es la libertad del presidente , puede ir, pero abriría un precedente de tener que ir a todos los conflictos, porque este es un conflicto grande, pero habrán 300 conflictos, para eso existe Estado, el presidente no puede ser de inmediato la última instancia, para eso es presidente como instancia final", señaló el líder aprista.

sostuvo que tiene que primar el diálogo entre ambas partes y planteó al Gobierno mejorar las ofertas a las poblaciones afectadas por el proyecto aurífero.

"El diálogo en nuestra patria, a veces, tiene gesticulaciones, más movimientos de los necesarios, pero yo creo que se va a producir sus resultados el diálogo", manifestó al final de un evento en la Universidad San Martín.