Tras el desborde del en la urbanización de Campoy en San Juan de Lurigancho, decenas de calles quedaron inundadas imposibilitando el desplazamiento de los vecinos de la zona, quienes exigen a las autoridades que acudan al lugar para ayudar en las labores de limpieza.

La inundación también causó el cierre integral, en ambos sentidos, de la autopista Ramiro Prialé y dañó los cimientos de la infraestructura de los puentes Huaycoloro y Huachipa. Algunas personas se han quedado del otro lado de sus viviendas y sin forma de cruzar.

Los habitantes intentan aplacar la furia de la naturaleza con ayuda de bolsas de arena y ladrillos, sin embargo en algunos casos resulta imposible evitar el paso del agua al interior de las viviendas.

Lee también

TAGS RELACIONADOS