Sin duda, hubo un antes y un después del 15 de marzo de 2017, día en que las aguas de los ríos Rímac y Huaycoloro se desbordaron en Lima y otros puntos de la ciudad.

Familias de Santa María Baja, Carapongo, Huachipa, Cajamarquilla, Santa Eulalia, en el distrito de Lurigancho-Chosica, terminaron damnificadas, Muchas de ellas lo perdieron absolutamente todo.

El río Huaycoloro, a la altura del kilómetro 4 de la avenida Ramiro Prialé, se desbordó por la avenida Malecón Checa, Campoy, en San Juan de Lurigancho, ante las miradas de todos.

El río Rímac, en su margen derecha, inundó pistas, veredas y casas. En otro punto de la ciudad, en el Cercado de Lima, se desbordó a la altura del parque de la Muralla.

Posteriormente, Lima sufrió el corte en el servicio de agua potable y los problemas de cientos de familias se agravaron. Entonces la Policía, Bomberos, y gente se trasladaron hacia las zonas críticas para ayudar a la población.

De acuerdo a las cifras del (COEN), el total de afectados y damnificados por los , lluvias, inundaciones y desbordes de ríos en el departamento de Lima llegó a 37,221 y 13,480, respectivamente.

En esta galería de Perú21 se hace un recuento de esta trágica jornada, un mes después de ocurrido los hechos. Y más vale no olvidarlo, porque toda esa gente aún necesita una mano amiga.

Más información

PPK se comprometió a apoyar a damnificados por huaicos — Diario Perú21 (@peru21noticias)