Pacientes del Hospital de Ventanilla demandan mejor atención en los servicios de salud.  (Percy Ramírez)
Pacientes del Hospital de Ventanilla demandan mejor atención en los servicios de salud. (Percy Ramírez)

El está en coma por culpa de malos funcionarios. La deficiente administración del nosocomio, historias clínicas adulteradas, falta de medicamentos y trabajadores que figuran en planilla pero que no laboran en ese lugar constituyen la preocupante radiografía de un centro de salud que, por donde se le toque, salta la pus.

La Fiscalía Anticorrupción del Callao, a cargo del magistrado Wils Gonzales, abrió investigación al director de ese centro de salud, David Gonzales. El pedido fue formulado por la Procuraduría de esa región –representada por el coordinador Engie Herrera– por los presuntos delitos contra la administración pública, malversación de fondos, peculado y contra la fe pública en agravio del Estado.

Según la carpeta fiscal 70 -2015, desde el año 2013 hasta la fecha se vienen cometiendo presuntos actos irregulares no solo en el mal manejo del dinero recaudado que ingresa a diario por concepto de atenciones en salud, sino que tampoco se estaría rindiendo cuenta de esos fondos.

Además, se ha detectado que personal que no labora en ese centro estaría cobrando sin prestar servicio alguno.

El documento precisa que estas irregularidades son avaladas por funcionarios de alto nivel del nosocomio, como es el caso de Gonzales y de Edgar Rosales Samanamud, jefe del área administrativa, así como servidores de otras áreas.Según las investigaciones, estos funcionarios habrían utilizado documentación falsa para justificar el irregular manejo de fondos.

Tal es el caso de pacientes de escasos recursos que son atendidos por presuntas enfermedades leves y sin embargo en su registros e historias clínicas reportan enfermedades más severas que requieren mayor atención y gastos en medicamentos.

Es decir, las historias clínicas, según la Fiscalía, son adulteradas. Incluso se donaron medicamentos que no son los adecuados. Esto con el propósito de reclamar mayores partidas para la atención.

Otro de los problemas detectados es que la administración del hospital ha destinado parte importante de los recursos del Seguro Integral de Salud (SIS) –programa social que brinda atención médica a personas de escasos recursos– para pagos de planillas de personal y de otros servicios sin un sustento justificado.

También se ha advertido la presencia de personal que, pese a figurar en planilla, no labora en el nosocomio.

Tal es el caso de Christians Eduardo Moreno Sánchez, quien aparentemente labora en el área de Archivo. Según su registro, marca asistencia pero nunca ha sido visto por el personal. En similar situación se encuentra Roberto Fernández Lazo, quien figura como chofer con un sueldo de S/.2,500, pese a que las dos ambulancias del hospital están malogradas.

DESCARGOSEn diálogo con este diario, el director de hospital, David Gonzales (quien ha trabajado anteriormente para la gestión de Félix Moreno) negó que hubiera un mal manejo económico y administrativo en el hospital. "La denuncia se ha realizado a partir de información de unos cuantos malos trabajadores que fueron despedidos", indicó.

Sobre los servidores que figuran en planilla pero que, según la Fiscalía, no asisten, Gonzales explicó que Fernández Lazo es chofer de quien hasta hace poco fue subdirector del hospital, pero que debido a un problema de salud tuvo que dejar el cargo.

Añadió que Fernández fue asignado para que lo movilizara a su terapia de rehabilitación. Sobre Moreno Sánchez dijo que se encuentra con descanso médico. En cuanto al desabastecimiento de medicinas sostuvo que es un problema nacional.

Perú21 se comunicó con Fernández Lazo, quien nos informó que desde hace más de tres años trabaja en el hospital pero como chofer de uno de los doctores.

El director regional de Salud, Aldo Lamas, informó a este diario que el nosocomio maneja su propio presupuesto y anualmente la región le deposita unos S/.10 millones. "Ni la Diresa ni la región intervienen", puntualizó.

Fabiola Valle (fvalle@peru21.com)

TAGS RELACIONADOS