El menor se recupera favorablemente. (Foto: Difusión)
El menor se recupera favorablemente. (Foto: Difusión)

Los médicos del hospital Guillermo Almenara del Seguro Social de Salud ( lograron extirpar un tumor de seis centímetros a un niño de dos meses y medio de edad que había nacido con una malformación en la zona nasofrontal del cráneo. Actualmente, el menor se está recuperando favorablemente.

El niño, llamado Killian, vino al mundo con un cuadro de encefalocele, un defecto congénito del tubo neural (hernia del tejido cerebral) que afecta el encéfalo y se caracteriza por una tumoración gigante que ocupa la cabeza. El tumor ocupaba el 90% de su rostro.

Se realizaron dos cirugías de alto riesgo. En la primera intervención, del 30 de julio, los especialistas en cirugía vascular y tumores realizaron una craneotomía en la zona frontal bilateral y llevaron a cabo una reconstrucción. Colocaron un injerto de duramadre (meninge cerebral) de material sintético para cubrir el cerebro y reemplazar el tejido dañado.

La segunda operación se realizó el 27 de agosto. Los médicos otorrinolaringólogos extrajeron, por las fosas nasales, un tumor de seis centímetros que ocupaba el 90% del rostro del bebé. En la intervención, también se resolvió la abertura por donde fluía el líquido cefalorraquídeo.

“Se trató de un encefalocele que destruía todo el piso de la base del cráneo y protuía hacia la nariz, lo cual le producía obstrucción nasal. Se hizo una nueva base de cráneo y luego de cortar el encefalocele, se reparó con duramadre sintética para evitar la salida de líquido a través de la nariz”, indicó a Buenos Días Perú el doctor Jerson Flores, neurocirujano de cirugía vascular y tumores, quien lideró la primera cirugía.

Señaló que si no se operaba a tiempo, el bebé, por la dificultad respiratoria que tenía, pudo haber sufrido un paro cardíaco con posterior muerte súbita.

Vilma Salazar Villegas, madre del bebé, agradeció a los médicos por la oportuna atención que hizo posible que ahora su bebé tenga una mejor calidad de vida.

“Antes no podía dormir mucho tiempo, ahora duerme y descansa tranquilo, y yo me siento muy contenta, estoy agradecida con los doctores”, aseveró.

TAGS RELACIONADOS