Ciudadanos, instituciones del Estado, empresas privadas, municipalidades y otras entidades se sumaron hoy a , una acción destinada a generar conciencia sobre la importancia del cambio climático.

Así, desde las 8:30 de la noche y durante 60 minutos, se apagaron las luces de casas, edificios, hoteles y diferentes negocios en Lima. La Plaza de Armas fue uno de los primeros lugares que quedó a oscuras ante la mirada de decenas de transeúntes.

Lo mismo ocurrió en las avenidas Arequipa y Salaverry, así como en el Parque de la Amistad, en Surco, donde se realizó un paseo de antorchas.

Fueron un total de 172 países del mundo los que participaron en esta campaña, que es promovida por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).