Esta madrugada, fue sepultada con honores Lamar, la yegua de ocho años que tuvo que ser sacrificada luego de que sufriera una lesión irreversible tras ser golpeada brutalmente con un bloque de concreto en La Parada.

La breve ceremonia en su honor fue encabezada por el jefe de la unidad de la Policía Montada, Carlos Arce. La yegua nació en noviembre del 2000 y tenía ocho años al servicio de la .