En vísperas del Día del Padre, un hombre vio morir a su hija cuando ambos llegaban en bus a Lima procedentes de . Ella iba ser atendida de emergencia en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas ().

Meche Rebeca Ravichagua Cano (41), quien sufría un leve retraso mental, falleció cuando el ómnibus interprovincial que la trajo de su natal Jauja ingresaba al terminal terrestre de Yerbateros, informó 24 Horas.

La mujer llegó a Lima el pasado 5 de abril para someterse a unas evaluaciones porque su piel se tornó amarilla y tenía fuertes dolores abdominales. En aquel entonces, los doctores le colocaron un drenaje en la vesícula y la enviaron de regreso a su pueblo.

Sin embargo, sus familiares denunciaron una presunta negligencia de los galenos porque estos nunca les supieron decir cuál era el mal que padecía.

El fiscal de turno y los peritos de Criminalística realizaron las pericias correspondientes y dispusieron el traslado del cadáver de Ravichagua Cano a la Morgue Central de Lima.