Un hombre murió electrocutado cuando realizaba el mantenimiento de un horno microondas. El hecho ocurrió en la cuadra ocho de la calle Andrés Guzmán, en .

La víctima, identificada como Pedro Sánchez Chávez (37), se alistaba a verificar que la reparación del electrodoméstico había resultado, lo enchufó, empezó a hacer unos ajustes con un destornillador y una fuerte descarga hizo que perdiera la vida.

Según sus familiares, el hombre se ganaba la vida ejerciendo diferentes oficios eventuales, uno de ellos era reparar electrodomésticos, informó Primera edición.