En estado de shock y con atención psiquiátrica se encuentra Ramón Celestino Arias Apaico, de 50 años, quien en la víspera sufrió a manos de su pareja María Julia Muñoz Huamán, en un hostal del distrito de . La mujer arrojó el miembro viril por inodoro y alegó que actuó en venganza por una infidelidad de él.

Arias permanece internado en el área de urología del , en el Cercado de Lima, en donde los médicos lograron crearle un nuevo orificio urinario y le colocaron la piel que le faltaba en uno de sus testículos producto del ataque.

Zarela Solís, uróloga y directora del mencionado nosocomio, contó en el noticiero 24 horas edición mediodía que Arias solo tiene tres centímetros de pene y que su facultades para procrear están intactas "porque conserva sus testículos". "Podrá tener descendencia de manera artificial", agregó.

La especialista estimó que Arias permanecerá internado por lo menos 10 días, pero que su tratamiento psicológico continuará por algunos meses.

"Deben pasar muchos meses para la reconstrucción. Tiene que asumir su problema, ya que por ahora tendrá dificultades para orinar de pie. Veremos si quiere una prótesis, que se adquiere en el país a pedido, pero esta decisión se daría en el tiempo, entre seis y ocho meses", finalizó.