El congresista se ha visto envuelto en una sonada disputa familiar por una herencia. Su hermana Vasty lo denunció por desalojarla de una oficina en la que vivía en y que había heredado de su fallecida madre.

La hermana de Lescano Ancieta, que fue sentenciada por terrorismo y estuvo presa 16 años, intentó retomar la posesión del predio pero fue impedida por los trabajadores del legislador, informó 24 Horas.

Mientras era retirada de la propiedad, Vasty Lescano –quien en 2011 presentó una demanda civil contra el parlamentario ante un juzgado de Puno para exigir la participación del bien– dijo que este era un "miserable" y que "eso no se le hace a una hermana".

La mujer solo le pide "un poco de misericordia" al legislador, quien –según ella– prácticamente se ha quedado con los inmuebles que su madre les había legado a sus tres hijos antes de morir.