Nadie está seguro frente a la delincuencia… salvo los ministros de Estado.  (USI)
Nadie está seguro frente a la delincuencia… salvo los ministros de Estado. (USI)

La delincuencia y el crimen organizado no dan tregua y, por el contrario, cada vez ganan más terreno, como , que publicó hoy Perú21 y que revelan que entre el 2010 y 2012 (bajo la presidencia de Ollanta Humala) los robos con armas aumentaron 31%; los arrebatos, 33%, y las violaciones, 61%.

¿A qué se debe? Para el analista y exvicemnistro del Interior, Carlos Basombrío, la respuesta pasa, principalmente, por la incompetencia de las autoridades para afrontar este problema y , como sostuvo el titular del Interior, Wilfredo Pedraza.

"Atribuir la inseguridad ciudadana al crecimiento económico carece de sustento. Hay países, como Chile, que han tenido bonanza y en los que no ha ocurrido este fenómeno delincuencial. Se trata de una simplificación grotesca", subrayó Basombrío a Perú21.

"Lo que ocurre es que estamos ante un Estado que es incompetente para afrontar este problema y que no tiene la capacidad para poner en práctica las iniciativas en materia de seguridad", agregó.

Para el analista, esta incapacidad quedó en evidencia en el Mensaje a la Nación del presidente Humala, en el que este no se precisó las estrategias que se van a seguir para implementar los siete ejes en la lucha contra el crimen de los que habló el jefe de Estado. "Nos están trabajando a la 'boquilla' mientras las tasas de homicidios y robos están creciendo", anotó.

Asimismo, Basombrío sostuvo que de poco servirán los patrulleros inteligentes que con tanta pompa anuncia el ministro Pedraza si detrás de estos vehículos hay policías corruptos.

"Solo se les entregaría herramientas para extorsionar. Creo que hay que refundar la Policía y botar a todos los malos agentes, sin contemplaciones, y elaborar un plan masivo de prevención de la violencia con visión de futuro", refirió.