Hay más de 1,200 casos de turberculosis en las 65 prisiones del país

Gobierno lanza campaña para detener avance del mal en las cárceles. El caso más crítico es el del penal de Lurigancho.

Internos del penal de Lurigancho, el más hacinado del país. (USI)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Preocupante. Más de 1,200 casos de tuberculosis (TBC) se registran actualmente en las 65 cárceles del Perú, informó hoy el ministro de Salud, Alberto Tejada, tras lanzar en el penal de Lurigancho una campaña de diagnóstico rápido de este mal en los centros de reclusión del país.

El funcionario señaló que la campaña Juntos contra la Tuberculosis. Tu Derecho a la Salud y la Vida, permitirá detectar el mal en solo 72 horas, al emplear por primera vez el test Genotype.

Destacó la importancia del diagnóstico rápido para impedir que el mal evolucione velozmente antes de iniciar el tratamiento médico, pero además para que no se deteriore la calidad de vida de los internos o que éstos contagien a sus parientes.

Según los últimos registros, solo en el penal de Lurigancho hay 442 internos con el mal. De acuerdo con el INPE, la mayoría de internos con TBC son hombres de entre 29 y 35 años de edad que presentan un estado inicial de la enfermedad, aunque también se registran casos de tuberculosis multidrogorresistente en pacientes que dejaron el tratamiento.

Tejada señaló que la intención de su portafolio también es afiliar al Seguro Integral de Salud (SIS) a las familias de los internos y por eso se entregará el Documento Nacional de Identidad (DNI) a quienes no lo tengan.

Por su parte, el director general de la Región Lima del Inpe, Henry Cotos, dijo que en el mencionado centro penitenciario, ubicado en el distrito de San Juan de Lurigancho, hay 7,200 internos privados de su libertad.

Señaló que las enfermedades de transmisión sexual y dermatológicas son otros males con prevalencia en ese centro, aunque no precisó cifras al respecto.

En todo el país hay 55,000 personas en prisión, de las cuales 30,000 están en Lima en 18 penales. El 93% del total de reclusos son varones.

Según el Minsa, el tratamiento contra la TBC en todas sus formas es gratuito para la persona afectada. El costo que asume el Estado por cada persona con el mal en estado inicial es de US$40 y dura seis meses.

Si el mal no se cura a tiempo se desarrolla la TBC multidrogorresistente, cuyo tratamiento cuesta US$4,000 y dura de 18 a 24 meses, mientras que para tratar un paciente con TB extremadamente resistente el costo se eleva a los US$70,000 y dura 24 meses.

Ir a portada