Cabeza fue hallada dentro de una bolsa negra. (USI)
Cabeza fue hallada dentro de una bolsa negra. (USI)

Pocos días después de haberse encontrado las piernas de la estudiante Fryda Jimena Acosta Adriano, en la torrentera Los Incas, frente a un centro comercial, en el cercado de , su cabeza fue hallada en el mismo cauce.

Roel Adriano, quien llegó desde junto a su tía Pascuala Adriano (madre de la joven) para indagar sobre la desaparición de su prima, de 23 años, fue quien efectuó el hallazgo.

A las 11:00 de la mañana, el joven acudió a la torrentera de Los Incas y caminó por un costado, hacia la parte superior, con la mirada puesta en el cauce.

A unos 600 metros del lugar donde se encontró la pierna derecha de Fryda Acosta, el pasado martes 31 de enero, observó una bolsa negra en el muro de la avenida Los Incas. Eso le llamó la atención, sacó su celular y la fotografió.

Horas después retornó a la sede del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) y comentó a los detectives lo que había encontrado. A las 4 de la tarde se desplazaron a la zona y descubrieron que dentro de la bolsa estaba la cabeza de la joven en estado de putrefacción.

A unos 50 metros del lugar también encontraron un sobre de plástico que tenía un reloj de pulsera, hojas sueltas con apuntes de los estudios que seguía Fryda Acosta en el Centro Cultural Peruano Norteamericano y la Universidad Privada Alas Peruanas.

"Por fin vamos a poder darle cristiana sepultura para que mi prima pueda descansar en paz", sostuvo Roel Adriano, mientras se retiraba de la zona.

La infortunada estudiante fue descuartizada por el taxista Edison Zavala Prudencio, de 47 años, quien finalmente se suicidó.

Lee también