Un ciudadano español identificado como Luis Felipe Punzón Merino (35) fue hallado muerto al interior de la vivienda que alquilaba en el distrito de .

El olor fétido que emanaba del departamento alarmó a los vecinos, quienes avisaron a la administración del edificio y a la Policía.

Debido al estado en el que se halló al cadáver, las primeras informaciones señalaban que este había muerto hace tres días. Sin embargo, peritos de criminalística informaron que el cuerpo tenía 12 horas de fallecido.

Punzón vivía en un edificio frente a la embajada de . Las autoridades no descartan que se trate de un diplomático, y aún se investigan las causas de su muerte.