(Difusión/Captura de TV)
(Difusión/Captura de TV)

Luego de ser sometido a intensos interrogatorios por la , el curandero José Manuel Pineda Vargas (58) confesó que enterró el cuerpo del estadounidense Kyle Josep Nolan (18) en unos matorrales del albergue , ubicado en el kilómetro 9 de la carretera Tres Islas-Puerto Maldonado.

De acuerdo a las primeras investigaciones, el joven –que pagó US$1,200 por participar en una sesión con ayahuasca– habría fallecido luego de que Pineda Vargas le diera de beber dicho brebaje en exceso, informó RPP.

Como se recuerda, Joseph Nolan fue reportado como luego de que su madre Ingeborg Eswalo (60) y el curandero –que también administraba el mencionado lugar– hicieran la denuncia respectiva.

En conferencia de prensa, el coronel PNP Roberto Carlos Palomino indicó que tras la confesión del curandero se intervino a otras dos personas, una de ellas de nacionalidad extranjera. En tanto, los restos de la víctima se encuentran en la sede del Ministerio Público de Madre de Dios a la espera de sus familiares.