La detuvo a Isabel Tello Chanduví (31), la madre de la niña que fue encontrada muerta luego de ser asfixiada y golpeada salvajemente en , y a su pareja Richard Jonathan Nieto Loza, ya que son considerados como los principales sospechosos del crimen.

Según el atestado policial, el cuerpo de la menor fue encontrado en la tarde del lunes sobre una colchoneta en su habitación del departamento que arrendaba su familia, ubicado en el cuarto piso de la avenida Universitaria 487. La niña estaba acostada de espaldas, y tenía múltiples lesiones en los brazos y piernas, además de hilos en la boca, como si le hubieran cosido los labios.

Alfredo Cardoza, el padre de la víctima, llegó procedente de Piura y se trasladó directamente a la Morgue Central de Lima para recoger los restos de su pequeña. Dijo que se había separado de la madre de la menor desde hace cinco años y que había denunciado ante la justicia los abusos contra su pequeña, ya que existían antecedentes de maltratos contra ella.

Durante la madrugada de hoy, Tello Chanduví fue trasladada a la Fiscalía y según las primeras investigaciones, la presunta filicida habría reaccionado violentamente contra la niña por una travesura, ya que tenía por costumbre castigar a la menor y a sus otros hijos flagelándolos desnudos en el baño y tapándoles la boca con prendas de vestir, informó el noticiero Primera Edición.