‘Gringasho’: ¿Quién es el sicario juvenil que atemorizó Trujillo por varios años?

Alexander Manuel Pérez Gutiérrez (22) saldrá en libertad este jueves 23 de noviembre y en este nota te contamos quién es este delincuente que empezó su accionar delictivo a los 12 años en ‘Los Malditos de Río Seco’.

Ameli Hidalgo
Ameli Hidalgo

Este martes, Julio Magán, el gerente de Centros Juveniles del Poder Judicial, informó que Alexander Manuel Pérez Gutiérrez, más conocido como ‘Gringasho’ , saldrá en libertad el 4 de noviembre luego de cumplir su condena de 6 años de prisión tras ser acusado de sicariato.

Pero, ¿quién es ‘Gringasho’ ? Considerado el sicario juvenil que atemorizó Trujillo por varios años, este sujeto que ahora tiene 22 años, empezó su accionar delictivo a los 12 años en la organización criminal ‘Los Malditos de Río Seco’, donde practicaba su puntería matando perros callejeros.

Fue su tío Roberto Carlos Gutiérrez Guzmán, alias ‘El Soli’, quien lo introdujo al mundo del hampa y le enseñó a ser diestro con las armas, de acuerdo con la Policía. ‘Gringasho’ es uno de los sicarios más jóvenes de nuestro país y se le atribuyen al menos 10 asesinatos.

Asesinó a una mujer embarazada

Con apenas 15 años, el nombre de ‘Gringasho’ alcanzó notoriedad en el mundo criminal luego que asesinara, en 2010, a Deysi Carolina García Tooth, porque no quería que su primo se hiciera cargo del bebé que la joven de 23 años estaba esperando.

El cuerpo de García Tooth fue encontrado envuelto en bolsas y bajo tierra. Todo apuntaba hacia ‘Gringasho’. Por eso, en 2011, se presentó ante la justicia y aunque negó ser el asesino de la mujer, fue recluido durante dos meses. Salió en libertad por falta de pruebas.

Mató a tres disfrazado de reciclador

En febrero del 2011 fue acusado de matar a tres integrantes de la banda delincuencial ‘Los Clavos del Alambre’, para lo cual ‘Gringasho’ se disfrazó de reciclador y esperó a sus víctimas afuera de una tienda. Calculador, cínico y de sangre fría. Para los psicólogos de la época, el adolescente tenía un perfil de terror.

El test de absorción atómica determinó que había un 70 % de probabilidades que haya disparado contra las víctimas en el distrito trujillano de El Porvenir, pero nuevamente ‘Gringasho’ se salvó y fue liberado por falta de pruebas.

Lo condenaron... Pero se escapó

‘Gringasho’ volvió a ser capturado y esta vez no se libraría de la cárcel. El 1 de noviembre del 2011 fue sentenciado a 6 años de prisión, tras ser hallado culpable del homicidio calificado de Rully Ventura Vásquez y Edwin Marreros Silva.

La lectura de su sentencia se realizó en el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Trujillo (‘La Floresta’), en estricto privado. Ahí fue recluido para cumplir su pena, pero un año después lograría huir de este recinto.

Tras su escape, ‘Gringasho’ ofreció una entrevista desde la clandestinidad, en la que reveló que se fugó del centro juvenil trujillano por miedo a que lo mataran. El delincuente juvenil se escapó con tres adolescentes en medio de un feroz tiroteo. ‘Gringasho’ siempre ha mostrado una implacable temeridad. Las balas nunca lo hicieron retroceder.

Una mujer fue su perdición

‘Gringasho’ viajó a Lima para buscar a su amor Yasmy Marquina Casas —alias ‘Gringasha’— con quien mantenía una relación, pero esto fue su perdición, pues en su afán de encontrarla, la Policía logró recapturarlo en un hostal de Independencia.

Fue llevado a Trujillo y el Primer Juzgado de Familia de La Libertad dictó 5 años y medio de reclusión. Esta vez, en el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima, ‘Maranguita’, ubicado en San Miguel.  Sin embargo, el 28 de junio del 2012, volvió a escapar.

La Policía logró capturar definitivamente a ‘Gringasho’ en enero del 2013, en medio de una balacera ocurrida en el distrito de Santa Anita. Portaba un arma y estaba acompañado de otro adolescente. En su rostro no podía verse arrepentimiento. 

Tags Relacionados:

Gringasho

Ir a portada