El Gobierno insiste en calificar de "impecable" la operación 'Libertad', pese al alto costo que supuso para las fuerzas del orden (cuatro uniformados murieron, 10 resultaron heridos y dos siguen desaparecidos) y a que su real efectividad está en entredicho, luego de que aparecieran entre senderistas y las empresas vinculadas a Camisea para liberar a 36 trabajadores, lo que refuerza la .

Esta vez, el encargado de defender el operativo fue el jefe del gabinete, Óscar Valdés, al comentar las declaraciones, a través de los medios de comunicación, del terrorista Martín Quispe Palomino, 'Gabriel', quien . Además, mostraron el helicóptero de la Policía que derribaron, en el que .

"La operación ha sido impecable, siempre van a haber muertos, lo que no dice el señor 'Gabriel' es cuántos subversivos hay muertos. Por supuesto que él va a decir que no hay ninguno, eso es lo que estamos viendo", dijo Valdés, tras señalar que, normalmente, "los subversivos recogen a sus muertos y los entierran". "Eso es algo que todavía no hemos comprobado, pero conforme vayamos avanzado se verá cómo vamos a ir diezmando y vamos a capturar a los cabecillas", agregó.

Asimismo, enfatizó que "no permitirán que un territorio de Perú sea zona liberada donde los terroristas hagan lo que quieran". "Esto ténganlo por seguro, es una posición del Gobierno, firme, el presidente Ollanta Humala está detrás de todas estas operaciones porque él prometió a los peruanos darles seguridad", refirió.