El Gobierno declaró en emergencia por un plazo de 60 días los servicios de control aéreo a nivel nacional, en medio del que acatan los controladores, medida que se inició esta mañana con un plantón en los exteriores del y que afectará a unos 150 mil pasajeros en estas fiestas de Navidad.

El decreto autoriza la contratación y autorización de expertos aeronáuticos extranjeros que cuenten con licencia para prestar servicios de control de tránsito aéreo.

En diálogo con Canal N, Alberto Pimentel, secretario general del (Sucta), sostuvo que la medida que acatan busca una mejora en sus haberes y que la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial () cumpla con pagar sus gratificaciones a 102 trabajadores.

Asimismo, negó que sus afiliados ganen S/.9,000, como lo ayer Juan Carlos Crovetto, gerente general de Córpac. "Pedimos (al Gobierno) que piense en una nivelación salarial, porque el controlador tiene un sueldo promedio de S/3,500 a S/.4,000 y no S/.9,000 como se pretende engañar a la opinión pública", añadió.

Pimentel afirmó que no se ha cumplido con las actas de conciliación ya establecidas entre ambas partes en la mesa de diálogo y que se ha contratado personal extranjero mientras dure la medida de fuerza.

Frente a esta incertidumbre, (LAP), operador privado del principal terminal aéreo, donde aterrizan y despegan 32 aviones por hora, solicitó a las autoridades que se garantice el funcionamiento de las operaciones y recomendó a los pasajeros que acudan con anticipación ante posibles retrasos de vuelos, informó RPP Noticias.