Cientos de personas por el Día Internacional del Orgullo Gay. Los manifestantes pidieron que los crímenes de odio contra la comunidad LGTB (lesbianas, gays, transgénero y bisexuales) sean sancionados severamente.

Diversos colectivos y activistas se desplazaron desde el Campo de Marte hacia la Plaza San Martín, en el Centro de Lima. En la marcha pacífica, los participantes sostenían pancartas en las que se leían frases como "¿Cuántos más tenemos que morir?" y "los derechos de mi hijo gay también son derechos humanos".

"La marcha busca reafirmar el derecho a la vida y la integridad física, así como la inacción del Estado frente a la violencia y discriminación contra lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales", indicaron sus organizadores.

Los activistas pidieron no ser excluidos de la Ley contra Acciones Criminales Originadas por Motivos de Discriminación, con la cual, señalaron, se sancionaría los crímenes de odio. La iniciativa será debatida en el Congreso la próxima semana.

En la marcha también participó Iván Zamudio, padre de , el joven chileno de 24 años que murió por una cruel golpiza que le propinó un grupo de jóvenes por su condición de homosexual en Santiago de Chile, en marzo de 2012.

"La idea es tomar este tipo de dolor y darse fortaleza, y apoyar la causa para que no siga ocurriendo más en el mundo este tipo de violencia, esta homofobia contra la gente, porque aquí tenemos que respetar los derechos de cada uno. Todos somos iguales", aseguró Zamudio en Canal N.

(TV Perú)