Se despinta la operación 'Libertad'. No habría sido tal el cerco del que habló el Gobierno para capturar a los narcoterroristas. Los policías Luis Astuquilca Vásquez y César Vilca Vega, quienes según los informes oficiales, habrían sido realmente aniquilados en enfrentamientos con los senderistas cuando llegaron a proteger el helicóptero emboscado el pasado jueves 12 y donde pereciera la capitana Nancy Flores Páucar.

Así se desprende de la información proporcionada por un grupo armado –que participó en el secuestro de 36 trabajadores del consorcio Camisea– a corresponsales de medios locales con quienes se encontraron en la zona de Alto Lagunas, distrito de Quillabamba, provincia de La Convención en el Cusco.

"A esos (los policías) los hemos ametrallado. Como se resistían, los hemos aniquilado", refirió el vocero del grupo, Martín Quispe Palomino, , según informó el noticiero 24 Horas. Añadió que a los policías caídos les confiscaron tres fusiles AKM.

Los hombres de prensa llegaron hasta la zona donde cayó el helicóptero que mostraba diversos impactos de bala y que revelaban la ferocidad con la que se produjo el ataque. El asiento del copiloto, , tenía impactos de alto calibre. La nave yace en una zona agreste y de difícil acceso sin ningún tipo de resguardo.

Previamente, los periodistas fueron llevados por un camino donde los narcoterroristas habían dejado colgados prendas de los efectivos caídos como guantes, zapatos y pantalones.

En diálogo con el enviado de Panamericana TV, el terrorista 'Gabriel' se jactó de no haber tenido baja alguna entre sus filas. "Ningún rasguño", decía orgulloso.

MESURAEn tanto, el ministro de Defensa, Alberto Otárola, reiteró que continuaba la búsqueda de los policías desaparecidos. "No podemos asegurar que los policías hayan fallecido", refirió a Canal 7.

El funcionario reiteró que hoy se presentará al Congreso, junto al titular del Interior, para informar sobre el operativo.