Todavía no está dicha la última palabra sobre el clan. (USI)
Todavía no está dicha la última palabra sobre el clan. (USI)

La fiscal superior adjunta de Criminalidad Organizada, María Maguiña, decidió no formular acusación penal contra varios integrantes del clan de los Sánchez Paredes, involucrados en los presuntos delitos de lavado de activos y tráfico ilícito de drogas.

Maguiña, según pudo conocer Perú21, emitió su resolución en la que indica "No ha lugar" para acusar a los hermanos Orlando, Fortunato y Manuel Sánchez Paredes; a los hijos de este último, Fidel y Miguel Sánchez Alayo; a Blanca Sánchez y a un administrador de las empresas del clan familiar.

La investigación a los integrantes de la citada familia se inició hace más de tres años. La tarea estuvo a cargo del entonces fiscal superior de Criminalidad Organizada, Jorge Chávez Cotrina. De las pesquisas realizadas, el magistrado habría hallado pruebas e indicios suficientes para llevar a juicio a las mencionadas personas. Otro fiscal, Tony García, también llegó a la misma conclusión.

Sin embargo, hace menos de un año, el expediente pasó a manos de la fiscal Maguiña, quien debía continuar con las indagaciones a dicho grupo familiar. Al término de su labor, y en una decisión cuestionable, Maguiña decidió limpiarlos de todo cargo.

"Todo lo hecho durante casi cuatro años se fue al tacho gracias a la fiscal", comentó una fuente judicial.

La decisión de la magistrada fue enviada a una sala superior del Poder Judicial.

SABÍA QUE

- Si la sala superior del Poder Judicial votara a favor de la decisión de la fiscal Maguiña, el caso quedaría cerrado.

- Si votara en contra, el caso pasaría a una fiscalía suprema. Allí se decidirá si se archiva el caso o se ordena que se acuse al clan.