"Yo no he estado tomando licor, solo he tomado dos cervezas", decía, arrastrando las palabras, el fiscal Luis Alberto Prado Gaillour, quien fue encontrado completamente ebrio a la salida de un bar de .

Prado, quien labora en la 6ª Fiscalía de Maynas, balbuceaba y se tambaleaba en plena vía pública y en horario de trabajo.

Por si fuera poco, protagonizó una bochornosa discusión con dos travestis que lo acompañaban, y a quien él acusó de haberle robado su teléfono celular.

Luego de varios minutos, el hombre fue retirado del lugar por representantes de Control Interno del Ministerio Público.

En tanto, el fiscal de la Nación, José Peláez, dejó sin efecto el nombramiento de Prado Gaillour como fiscal adjunto por el vergonzoso hecho.