Juan Condori y su sobrino Ishua, el bebé que salvó de morir gracias a sus padres.
Juan Condori y su sobrino Ishua, el bebé que salvó de morir gracias a sus padres.

La tragedia de la familia Condori Ambrosio continúa tras el accidente en el . La cobertura del SOAT se está agotando y la salud de dos de las víctimas, la pareja de esposos, Lizandro Condori y Celia Ambrosio, es incierta.

El domingo trágico abordaron el bus los esposos Condori, y sus cuatro hijos. Tenían planeado pasar una tarde especial. Estaban felices.

"Los médicos del Hospital Loayza nos han dicho que inicialmente tienen que estabilizarlos para luego intervenirlos de sus múltiples fracturas en sus órganos internos. Como familiares queremos que aunque sea uno de los padres sobreviva para que vea crecer a sus hijos", dice a Perú 21 el hermano de Lizandro Condori, Juan Condori.

Por eso, le recordó a la ministra de salud, Patricia García, la ayuda que les prometió: "En el SOAT solo nos queda mil soles. Ayer gastamos S/8 mil en medicamentos. Por eso, hago un llamado a la ministra quien nos prometió que la recuperación de mi hermano y su esposa no nos iba a costar ni un sol".

Ishua, Thiago, y Leo

Juan Condori cuenta que sus sobrinos Ishua, de 10 meses, y Thiago, de 6 años, fueron dados de alta hoy. Se espera lo mismo para Leo, de 10 años, que sería mañana. El mayor, Alexander, de 18 años, falleció de manera instantánea. Los pequeños preguntan por él. Nadie se atreve a decir nada. Alexander estudiaba Ingeniería Industrial.

"Ishua y Thiago están bajo mi cargo y se encuentran en mi casa de Santa Anita. Juegan y ríen ajenos a la tragedia de la familia. Leo mañana saldría del hospital Hipólito Unanue", cuenta Juan Condori, abrumado, y con la voz entrecortada.

Te puede interesar