Jorge Jesús Gavelán Izaguirre, profesor de la facultad de Ciencias Contables de la , falleció hace tres días a los 71 años luego de perder la batalla contra el . Sin embargo, sus alumnos lo recordarán siempre por no haber dejado nunca de dictar clases, pese a lo complicado de la enfermedad.

La historia tomó mucha más relevancia, no solo por el estoicismo con el que se manejó hasta el final, sino porque por esos días, estallaba lo que hoy conocemos como el , y su infame lista de 487 nombres donde para colmo de males, aparecen los nombres del rector y el vicerrector de investigación y postgrado, Felipe San Martín.

MIRA: Estudiantes de la UNMSM exigen vacancia del rector Orestes Cachay

“El profesor estuvo dictando clases hasta con oxígeno. Jamás descuidó a sus estudiantes a pesar de su mal estado de salud”, señaló una de sus alumnas, para luego agregar: “Él no pudo esperar la vacuna, pero tampoco descuidó a sus alumnos. El rector Orestes Cachay mandó un obituario por su fallecimiento a los correos de los estudiantes de la universidad. Eso me pareció indignante”.

Tras el diagnóstico de la enfermedad respiratoria, la Universidad en la que trabajaba decidió contratar un sustituto. A pesar de contar con un reemplazo, Gavelán se dio cuenta que el otro profesor no estaba cumpliendo con sus funciones y decidió volver a su trabajo.

Cuando regresó a su hogar, tuvo que adquirir un equipo de oxígeno para poder impartir las clases sin que su salud se vea mayormente afectada; sin embargo, no logró recuperarse y falleció.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

Whatsapp Video 2021-02-20 At 4.38.17 Pm
Whatsapp Video 2021-02-20 At 4.38.17 Pm

TE PUEDE INTERESAR