, el atacante confeso de  Marchena, pidió disculpas a los familiares de la joven por haberla bañado en gasolina y luego prenderle fuego. Asimismo, indicó que está dispuesto a cumplir la pena de cárcel que se le imponga. 

"Lo hice porque lo quería hacer... estaba mal, no estaba con mis sentidos puestos, pero pido perdón a su familia... si me dan 20 años lo asumo", dijo durante la audiencia de esta tarde, donde la le dio nueve meses de prisión preventiva.

"Quiero dar un mensaje a la gente de que esta no es la forma de hacer las cosas, no se debe resolver con tus propias manos, porque luego no tienes paz. Estoy bien arrepentido", agregó en otro momento. 

Carlos Hualpa recibió nueve meses de prisión preventiva y sería trasladado a una cárcel de máxima seguridad mientras continúan las investigaciones.