se aferra a la vida. Así lo ha demostrado tras superar con éxito las cuatro primeras horas vitales de su segunda intervención quirúrgica que tuvo como fin ampliar y dilatar el área del tórax a fin de prevenir cicatrices futuras.

Con el 60% de su cuerpo quemado —cabeza, rostro, cuello, brazos, pecho y vientre—, la luchadora Eyvi permanece con diagnóstico reservado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del

En un comunicado del centro de salud se informó que la paciente está "al cuidado del equipo de médicos y enfermeras intensivistas las 24 horas del día y recibe el apoyo de ventilación mecánica, terapia de electrolitos y una nutrición especializada en potasio, zinc, magnesio y calcio". 

Su primera operación tras ser atacada por Carlos Javier Hualpa Vacas fue una fasciotomía de miembros superiores para lograr la descompresión de los vasos sanguíneos. Desde entonces se encuentra inconsciente y con ventilación asistida. 

AUTOINJERTOS DE PIEL 

El doctor Luis Bromley, gerente de la Red Asistencial Almenara de EsSalud, explicó que en los próximos días se realizará un autoinjerto de piel, es decir, que limpiarán sus heridas para colocar piel sana de sus extremidades inferiores. 

"Vamos a dejar el cuerpo como se dice 'vivo' y sobre ese músculo iremos colocando en lo posible autoinjertos que saldrán de sus muslos, piernas y pantorrillas, para procurar una regeneración de su propio tejido", manifestó en diálogo con la prensa. 

Se utiliza su propia piel para que el cuerpo no lo rechace. Una vez que haga adherencia al cuerpo, entonces puede decirse que "el pronóstico de la paciente será favorable".