Un gran susto se llevaron esta madrugada los miembros de la familia Zárate Condeso, luego de que se produjera una explosión en la puerta de su vivienda, ubicada en el asentamiento humano Huayllay, en , debido a un artefacto dejado por desconocidos.

El fuerte estallido dejó varios daños materiales en el inmueble. Uno de los integrantes de la familia dijo que desconocía los motivos del hecho. "Acá había una caja y en la caja un mensaje, y con el mensaje una granada", indicó a Primera edición.

Según información policial, al lado de la casa afectada vive una empresaria avícola, identificada como Maribel Canta, quien habría estado recibiendo amenazas de extorsionadores.

Las autoridades presumen que el explosivo estaba destinado a la comerciante, a quien le habrían estado exigiendo US$50 mil para que dejarla trabajar.

"Qué vale más, ¿el dinero o su familia? (…) Maribel y Hugo, espero su llamada (…)", se leía en la nota de los delincuentes y en donde se mencionaba a la Canta. Las autoridades investigan el caso.