La exreina de belleza descartó que su pareja haya incurrido en el delito de bigamia. (Internet)
La exreina de belleza descartó que su pareja haya incurrido en el delito de bigamia. (Internet)

Luego que la aún esposa del empresario de transportes John Carrillo Martínez (43) y los familiares de ella , la ex-Miss Chimbote María Teresa Jugo Corzo (19) se defendió de las acusaciones de Jenny Martínez Romero, quien la sindica como la causante de la ruptura de su matrimonio de 20 años con el padre de sus tres hijos.

En declaraciones a Reporte Semanal, la exreina de belleza dijo que estaba al tanto del estado civil de su actual pareja, 24 años mayor que ella, y descartó que permanezca junto a él por su dinero.

"Ya sabía que él era casado, pero la señora (Jenny Martínez) sale y dice que yo he sido la que he malogrado la relación de ellos. Eso es totalmente falso. John antes de estar conmigo ha tenido otras parejas y yo en ningún momento me he interpuesto en la relación que ellos han tenido", indicó Jugo Corzo.

"Lo que me sorprende es que faltando dos días para que nos casemos, (la aún esposa) venga, haga problemas y se haga la mujer indignada, cuando no lo es porque ella ha sabido desde un comienzo cuando yo he estado con él", dijo, al referirse a la relación que mantiene con el empresario desde hace tres años.

En ese sentido, la joven descartó que en su relación se haya cometido el delito de bigamia, ya que "si él bien está casado por civil, nosotros nos casamos por religioso".

"Hemos decidido respetar hasta que salga su divorcio y podernos casar por la vía civil", manifestó la exreina de belleza, quien anunció que se encuentra embarazada de seis meses de Carrillo Martínez y que se convertirá en madre de un niño.

En tanto, el obispo de Trujillo, Miguel Cabrejos, dijo que una comisión de curas evaluará si se anula o no la boda religiosa oficiada en la parroquia de Guadalupito, en La Libertad. Acotó que también visitarán a la pareja y a la esposa para, en 15 días, tomar una decisión.

DATO – La exreina de belleza y su familia señalaron que temen represalias contra su vida por parte del entorno de la aún esposa de su pareja y pidieron garantías para su vida. Asimismo, no descartan entablar una demanda contra ellos por daños y perjuicios.