La legisladora cusqueña de Gana Perú Verónika Mendoza tendrá que responder ante la Comisión de Ética del Parlamento por el irresponsable sobre una supuesta contaminación de la minera Xstrata con el que azuzó la violencia en la provincia Espinar, lo que provocó .

Así lo confirmó el titular del grupo, , quien señaló que planteará la investigación de oficio, dada la gravedad de la denuncia realizada por Perú21. "Evidentemente es un hecho grave porque las consecuencias han sido terribles, dos muertos y muchos heridos", señaló.

El legislador indicó que se debe determinar la responsabilidad de la legisladora de Gana Perú, para determinar si lo hizo de forma intencional o si fue inducida al error, aunque todo apunta a que sí sabía lo que hacía, ya que el informe del Ministerio de Salud en el que basó el oficio que le envió al alcalde de Espinar Óscar Mollohuanca, dice lo contrario y descarta peligro para la población.

Por su parte, el congresista aprista coincidió en señalar las terribles consecuencias del documento presentado por Mendoza en el advierte de un supuesto peligro de muerte de la población por la contaminación de Xstrata, lo que resultó ser mentira.

El congresista , también miembro de la Comisión de Ética, agregó que la imputación es tan grave que no solo debería verse en el grupo de trabajo que integra, sino que ameritaría una denuncia penal.

"Usaron un estudio realizado en el 2010 en otra zona minera, para enardecer a la población en contra de la empresa Xstrata Tintaya. Fue un estudio realizado en las comunidades aledañas al proyecto minero Quechua", dijo el fujimorista.