IMPRUDENTE. Fue descubierta por personal de seguridad de local. (Alberto Orbegoso)
IMPRUDENTE. Fue descubierta por personal de seguridad de local. (Alberto Orbegoso)

Un macabro hallazgo realizó el personal de seguridad del centro comercial Royal Plaza de Independencia. En una bolsa negra de una cliente encontraron el brazo derecho seccionado de un hombre.

De inmediato, los agentes se comunicaron con la Policía, la que, en un inicio, se negó a creer este hecho. Primero se pensó que se trataba de un nuevo caso de descuartizamiento. Con el paso de las horas, se descartó esto.

COMPRADO EN LA MORGUENatali Coral Peralta (19) fue intervenida en la tienda Topy Top del mencionado establecimiento, ubicado en la cuadra 2 de la Av. Carlos Izaguirre, al que había acudido para comprar ropa. Se trata de una estudiante de Tecnología Médica de la Universidad Nacional Federico Villarreal.

De acuerdo con el capitán Paul Araníbar, jefe de la División de Homicidios de la Divincri de Independencia, la joven confesó que compró el miembro hace 15 días en la Morgue Central de Lima con un grupo de compañeros de aula. Cada uno aportó 15 soles.

Los universitaria fue liberada. Será citada en los próximos días para ampliar su manifestación. También se pedirá el testimonio de las personas con las que adquirió el brazo, para identificar al vendedor.

¿TRÁFICO DE ÓRGANOS?La abogada penalista Nory Calagua Herrera explicó que se podría estar ante un caso de tráfico de órganos. Dijo que este delito se castiga con tres a seis años de prisión efectiva si se comprueba que hay una organización dedicada a la venta ilegal de estas partes.

Asimismo, agregó que la pena sería de cuatro a ocho años e inhabilitación para el ejercicio del cargo si esta falta es cometida por un profesional médico o funcionario del sector salud.