(USI)
(USI)

La Municipalidad de Lima indicó que los estibadores de podrán integrar la unidad de Serenazgo, realizar mantenimiento de parques o ser inspectores de transporte gracias a un programa de reconversión laboral ante el traslado de los comerciantes al .

Ricardo Giesecke, presidente de la Empresa Municipal de Mercados S.A. (Emmsa), señaló que la comuna tiene una bolsa de empleo para los diversos servicios que presta a la ciudad, a la cual pueden acceder los trabajadores de La Parada que opten por cambiar de rubro.

Para acceder a un puesto de trabajo, los estibadores deberán postular y, en caso de ser admitidos, recibirán la respectiva capacitación.

El municipio también apoyará a aquellos que tienen la voluntad de formar una micro o pequeña empresa. Indicó que los que deseen continuar realizando ese trabajo podrán ser reubicados en otros mercados de la capital.

Recordó que uno de los cambios positivos que ofrece el nuevo Mercado Mayorista de Santa Anita es la estandarización de los envases en los que se acopian los productos agrícolas, los cuales reducen considerablemente el peso que cargan los estibadores y que disminuye el impacto negativo sobre su salud.

Un estibador o carretillero de La Parada debe cargar sobre sus espaldas sacos de más de 100 kilos, mientras que los que se utilizarán en el nuevo centro de abastos de Santa Anita tienen una capacidad de 50 kilos y las jabas cargan la mitad de ese peso.