La terapia de la risa, como alternativa al tratamiento médico, logra experimentar y generar risa traducida en alegría, que produce beneficios psicológicos y fisiológicos en los niños.
La terapia de la risa, como alternativa al tratamiento médico, logra experimentar y generar risa traducida en alegría, que produce beneficios psicológicos y fisiológicos en los niños.

Con enormes narices rojas y una solidaridad que no la oculta ni las mascarillas, los PayaSOS de emergencia llegan al Servicio de Enfermería de Quimioterapia y Terapia Infusional, del hospital Alberto Sabogal de, para acompañar y robarles una sonrisa a los niños que reciben tratamiento contra el cáncer.

PayaSOS de emergencia es una organización autosostenible que, a través de proyectos sociales basados en el clown humanitario, se encargar de llenar de júbilo y esperanza a veinte niños de entre 3 y 12 años que luchan contra la leucemia y los motivan a continuar con sus tratamientos.

MIRA: COVID-19: revisa el cronograma de vacunación a adolescentes que padecen enfermedades raras priorizadas

Estos pacientes reciben una vez a la semana su tratamiento de quimioterapia vía intravenosa, procedimiento que muchas veces los afecta anímicamente causando malestares físicos y emocionales.

La risa cura

La terapia de la risa, como alternativa al tratamiento médico, logra experimentar y generar risa traducida en alegría, que produce beneficios psicológicos y fisiológicos en los niños. Sara Castro, directora de PayaSOS de Emergencia, asegura que las terapias del amor y la risa son muy importantes en un hospital, principalmente en estos tiempos de vulnerabilidad. “La risa libera hormonas de felicidad y tiene un poder analgésico en las personas. No se olviden de reír, que la alegría del amor y la esperanza estén sus corazones, aduce.

En esa línea, Miriam García, jefa del Servicio de Enfermería de Quimioterapia y Terapia Infusional, agradeció “a los payasitos por este gesto de venir a alegrar a los niños. Esperamos poder contar siempre con su apoyo, ya que pasan por esta enfermedad y necesitan alegría para ellos y sus familiares”.

La pequeña C.L, fue detectada con leucemia a los 6 años, en febrero del 2018, y desde esa fecha recibe sus quimioterapias en el hospital Sabogal, después de casi 3 años y medio ha logrado culminar su tratamiento de manera satisfactoria y sus compañeros compartieron su felicidad. Ella tocó tres veces la campana como símbolo de victoria, acompañada de sus padres y los payasos de emergencia, quienes en todo momento le brindaron palabras de aliento y amor a la pequeña guerrera.

Tenga en cuenta

  • PayaSOS realiza esta loable labor a través de eventos lúdicos que entretienen y motivan a los niños que se encuentran en hospitales, albergues, centros penitenciarios y asentamientos humanos del país.
  • Payasos de emergencia también desarrolla sus actividades vía online, pero en lo que va de la pandemia, es la primera vez que realizan una visita presencial.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

PayaSOS llevan alegría a niños que reciben quimioterapia en el Hospital Sabogal
La risa cura. Para motivar a los más pequeños a continuar con su tratamiento y robarles una sonrisa, los PayaSOS de emergencia buscan ayudar en un difícil momento.