La madre ya puede sepultar a su bebé. (RPP TV)
La madre ya puede sepultar a su bebé. (RPP TV)

En cumplimiento del hábeas corpus emitido por el 26 Juzgado Penal de Lima, entregó a Faride Quintana Morales el cuerpo de su bebé que murió a las 14 semanas de gestación y que era reclamado por ella desde agosto del 2012.

En un comunicado, el informó que el acto de entrega se realizó ayer, viernes, con la presencia de Quintana Morales, sus familiares, su representante legal, así como funcionarios de la entidad.

Essalud afirma que la resolución judicial a favor de Quintana Morales le ha permitido "proceder en concordancia con los valores y principios de humanización que reconocen y respetan al ser humano como tal, desde su concepción, en el seno de la familia y la sociedad".

El hospital Edgardo Rebagliati Martins atendió a la joven madre en agosto del 2012, quien presentaba un embarazo gemelar. Los médicos recibieron un bebé en buen estado de salud y otro con solo 13 a 14 semanas de gestación y con un peso de 180 gramos, por lo que fue derivado al Departamento de Anatomía Patológica de dicho nosocomio.

La permanencia del feto en dicha institución respondió a que en el 2001 el emitió una normativa para el manejo de los fallecidos y, según dicha disposición, se considera como tales a los embriones a partir de los 500 gramos de peso.

El último jueves, la presidenta ejecutiva de Essalud, , dispuso la revisión de la norma vigente referida a la muerte en el vientre materno, dado que, indicó, el derecho a la vida está consagrado en la Constitución y que corresponde ser consecuentes con ello, actualizando las leyes de menor jerarquía.

"Dicha normativa antigua necesita modernizarse, a la luz de toda esta nueva corriente de enfoque de derechos", dijo.