La continúa con las obras de limpieza y fumigación del asentamiento humano Santa María, , a fin de impedir la aparición de una epidemia que afecte a los damnificados.

El jefe de de dicha comuna, Armengol Sánchez, señaló que cuatro fumigadores del municipio trabajan para evitar una emergencia sanitaria que podría ser provocada por las aguas fétidas empozadas en la zona del aniego.

"Han aparecido zancudos y moscas que al estar en contacto con el agua de desagüe expulsada hacia el asentamiento puede generar una epidemia. Es lo que queremos evitar", indicó el funcionario, al supervisar los trabajos en lugar del incidente.

En declaraciones a la agencia Andina, Sánchez señaló que también se limpia el lugar de los restos arrastrados al vecindario durante el derrame del agua, con el apoyo de unos 40 trabajadores municipales provistos de dos cargadores frontales y cuatro volquetes.

Aseguró, además, que la comuna acudió a atender a los damnificados por el colapso de la tubería –que forma parte del proyecto del Ramal Norte de la planta de tratamiento de Huachipa– desde los primeros momentos de la emergencia.

Asimismo, indicó que el municipio ya entregó 25 carpas y 50 frazadas a las personas que registraron los peores daños en sus viviendas y, por consiguiente, necesitaban un lugar donde pasar la noche con sus familias.

También mencionó que la comuna de SJL, la Defensoría del Pueblo y han firmado un acta de compromiso con los damnificados, la cual hasta el momento no ha sido cumplida por dicha entidad prestadora del servicio de agua potable.

En ese sentido, Sánchez adelantó que el procurador municipal denunciará a Sedapal como responsable de la rotura de la tubería durante la ejecución de un proyecto encargado a un concesionario.

Hasta el momento, la comuna de SJL ha reconocido a 180 viviendas afectadas, de las cuales 40 han sido declaradas como inhabitables por los daños estructurales propiciados por la inundación que superó el metro de altura.