Un grupo de vecinos de , policías y serenos del distrito se enfrentaron en los exteriores de la academia de natación Johnny Bello, ubicada en la cuadra 2 del jirón Montemar, luego de que la comuna dispusiera la clausura del recinto en el que entrenan unos 20 seleccionados nacionales de esta disciplina deportiva.

Juan Carlos Bello, propietario del lugar, calificó de "arbitraria" y como una "usurpación" la orden municipal, al señalar que tiene un contrato de concesión del terreno por 30 años, el cual todavía vence el 2014.

Sin embargo, reconoció que su permiso de Defensa Civil no está vigente debido al cambio de competencias de dicha comuna hacia el municipio de Lima y denunció que la gestión del burgomaestre Roberto Gómez Baca quiere hacer del local una academia pública, pese a que actualmente es privada.

"El señor alcalde me ha mandado decir ayer que si yo dejaba que esta piscina se llamara piscina municipal de Suco y le daba cuatro horas diarias, él revocaría su acción. El individuo quiere arreglar y yo no arreglo", comentó Bello, precisando que el emisario fue un regidor del distrito.

Por su parte, el abogado del propietario, Jaime Barba Noriega, informó que ya denunció ante la 29 Fiscalía Provincial Penal de Lima a Gómez Baca y el gerente municipal, William Marín Vicente, por el delito de "usurpación agravada y abuso de autoridad".

"La infraestructura ha sido una inversión del señor Johnny Bello. La municipalidad no tiene un centavo colocado en esta academia ni en el local", indicó el letrado a Canal N.