Ha pasado más de una semana desde que el almacén del ubicado en el cruce de las avenidas Tingo María y Venezuela, en Cercado de Lima, se consumiera en que generó en material escolar y todavía continúan las investigaciones para determinar sus causas.

Sin embargo, una inspección ordenada por la Gerencia de Seguridad Ciudadana de la pudo detectar dentro del almacén varios baldes de aceite con retazos de tela dentro y colocados cerca de material inflamable, como madera. Estos recipientes pudieron haber sido utilizados como mecheros, según el personal que inspeccionó el lugar.

Asimismo, se encontró una gran cantidad de rollos de fibra de vidrio con papel adhesivo, los cuales son de material altamente tóxico e inflamable.