Una persona que juega carnavales puede malgastar, en promedio, 160 litros de agua. (GEC)
Una persona que juega carnavales puede malgastar, en promedio, 160 litros de agua. (GEC)

Lima es una gran ciudad que se encuentra ubicada dentro de un desierto y que alberga a cerca de diez millones de personas. Por eso, cuidar el agua es fundamental, es –literalmente– vital. Lamentablemente, no todos lo hacen.

Se calcula que en febrero –mes de los carnavales y en el que el calor se hace más intenso– se desperdician 120 millones de litros de ese valioso recurso hídrico, lo que representa el consumo de un mes de cinco mil familias.

Una persona que juega carnavales puede malgastar, en promedio, 160 litros de agua, cuando lo que necesita una persona al día para vivir es 100 litros, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así lo reveló la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento () que destacó, también, que hay 2.7 millones de peruanos que no cuentan con conexión pública de agua potable.

“El uso irresponsable del agua potable impacta en la calidad de vida de algunas personas y afecta la economía. Potabilizar el agua y llevarla hasta los hogares cuesta. El derroche de unos impide el acceso al servicio de otros y al finalizar el mes nos pasa la factura en el recibo”, dijo Gabriela Corimanya, coordinadora de servicios al usuario de la Sunass.

Indicó que si bien los carnavales son una costumbre muy arraigada en nuestra sociedad, no siempre se tiene que jugar con agua. “Existen otras formas de divertirnos y disfrutar de estas fiestas, como bailar, asistir a comparsas, pasacalles, corsos o jugar con talco y serpentinas”, señaló. A este tipo de desperdicio se suma el uso de piscinas portátiles en las vacaciones estudiantiles.

Hizo un llamado para promover el uso racional y solidario del agua durante la temporada de verano. En esa línea recordó que la Sunass ha iniciado una campaña denominada Con el Agua no se Juega, con la que se busca sensibilizar sobre su valor.

DENUNCIAR A VÁNDALOS

Sedapal, por su parte, advirtió que se usa los grifos contra incendios para contar con agua. Precisó que los hidrantes son de uso exclusivo del Cuerpo General de Bomberos, para atender emergencias.

Recordó que el artículo 283 de la Ley N° 28820 señala que el que entorpece el normal funcionamiento de la provisión de agua será sancionado con cárcel de 4 a 6 años.

Invocó a los limeños y chalacos a hacer un uso racional del agua potable. Del mismo modo, pidió que se denuncie al Aquafono (317-8000) o a través de sus redes sociales cualquier acto vandálico contra los hidrantes.

En esos medios también se pueden reportar fugas de agua potable o cualquier deterioro de la infraestructura debido al uso de piscinas portátiles.

SABÍA QUE

- Especialistas de la Sunass irán mañana a la Urb. El Porvenir, en La Victoria, de 3:00 p.m. a 6:00 p.m., para brindar charlas sobre el consumo responsable del agua.

- El jueves 13 de febrero acudirán al mercado Huamantanga de Puente Piedra, de 9:00 a.m. a 1:00 p.m. Son acciones de la campaña Con el Agua no se Juega. Más información en .

TAGS RELACIONADOS