(USI)
(USI)

A través de un comunicado, la empresa Línea Amarilla SAC () ofreció disculpas a la población por la preocupación y malestar que generaron del túnel de Vía Parque Rímac, ante el aumento del caudal del río y reiteró que asumirá todos los costos derivados de este estrepitoso incidente.

"La aplicación del plan de contingencia ha permitido que no exista ninguna víctima, pero sí algunos daños materiales, los cuales serán asumidos por la empresa en su totalidad", anotó.

La empresa concesionaria indicó que para la construcción del primer tramo del túnel se estableció que los trabajos se realizarían entre abril y diciembre de este año. Para ello, agregó, el agua del río se derivó a un canal temporal al lado de la .

"Entre los meses de enero y marzo, se distribuiría el flujo del agua del río Rímac entre el canal provisional y el cauce del río, es decir, estaba contemplado que el agua regrese a su cauce original y se inunde la primera etapa del túnel", precisó.

Asimismo, aseguró que el túnel está diseñado para soportar la inundación y este procedimiento se realizará también en los próximos dos años hasta la conclusión de la obra.

"El día 27 de diciembre se elevó de manera abrupta el caudal del río Rímac. De acuerdo a los niveles históricos, en este mes del año el caudal del río llega a 40 metros cúbicos por segundo. Sin embargo, la madrugada del 28 de diciembre el caudal del río llegó a 128 metros cúbicos por segundo", refirió Lamsac en el comunicado.

Tras señalar que el inusual aumento del caudal del río provocó que a la altura del puente Trujillo se rompiera una de las placas del muro provisional de contención, la concesionaria sostuvo que los técnicos están realizando las investigaciones para determinar las causas exactas de este incidente.