Sigue actualizado en nuestra APP

lO ÚLTIMO

Empleada reveló que Marco Arenas no amenazó a Fernanda Lora

G.J.G. (17) indicó que la joven presenció el crimen de la empresaria María Castillo desde las escaleras de la residencia.

Jóvenes fueron cómplices en asesinato. (Difusión)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Fernanda Lora no estuvo en la habitación contigua al lugar donde se produjo el homicidio de la empresaria María Castillo, sino que presenció el crimen que perpetró Marco Arenas desde las escaleras de la residencia.

Así lo aseguró la empleada de la víctima, identificada con las iniciales G.J.G. (17), quien hoy rindió su declaración ante el 46 Juzgado Penal de Lima.

"La señorita Fernanda se sentó en la escalera con el perro. Allí estuvo todo el tiempo, como para evitar que alguien suba. Me pareció sospechoso. Luego me mandaron a comprar", dijo la testigo.

La adolescente también negó que Marco Arenas, autor del homicidio e hijo adoptivo de la fallecida, haya amenazado a su expareja, señalada como cómplice del asesinato, para que no lo delate.

Manifestó que no se percató si ocurría algo extraño dentro del cuarto donde la mujer de 54 años era estrangulada. Dijo que, en algún momento, escuchó ruidos pero al ver a Lora jugando con el perro, decidió regresar a sus labores.

lO ÚLTIMO
Ir a portada