Un bache por cuadra. Esa es la realidad de las pistas de nuestra . Esto no solo obliga al conductor a cambiar anualmente los repuestos de su vehículo, sino que, además, lo pone en grave riesgo, debido a que estos huecos son las causas de múltiples accidentes de tránsito.

Según la Asociación de Víctimas de Accidentes de Tránsito (Aviactran), al menos el 30% de estos accidentes vehiculares están vinculados con el mal estado de las pistas y la mala señalización de las vías.

Perú21 hizo un recorrido por varios distritos y pudo comprobar que hay grandes forados en el pavimento. Este es el caso de las cuadras 19 y 20 de la Av. Pachacútec (Villa María del Triunfo) y de las cuadras 13 y 14 de la Av. Los Héroes (San Juan de Miraflores).

No menos alarmante es la situación en la cuadra 1 de la Av. Riva Agüero (El Agustino), en la cuadra 9 del Jr. General Varela (Breña) y en la cuadra 7 del Jr. Humboldt (La Victoria).

El ingeniero Luis Vera Barandiarán, presidente de la Comisión de Transportes del Colegio de Ingenieros de Lima, afirmó que las pistas necesitan un mantenimiento permanente y los municipios no destinan presupuesto para estas tareas.

“Los inspectores deben estar recorriendo las vías. Si cubres inmediatamente un bache, la pista se mantiene. Si lo dejas, va a ir creciendo hasta que se formen terribles huecos. Cubrir esto demora dos o tres horas con una compactadora”, aseguró el especialista.

Dijo que varias pistas de Lima están mal diseñadas y no tienen un adecuado estudio geotécnico. “Los pavimentos se deben diseñar para soportar un peso de más del 20% del que podría aguantar por el tránsito vehicular”, indicó.