Elecciones Regionales y Municipales 2018: Megaproyectos que aún no ven la luz. (USI)
Elecciones Regionales y Municipales 2018: Megaproyectos que aún no ven la luz. (USI)

Las inconclusas, la falta de planificación y la escasa coordinación entre la con las comunas distritales han generado que los millones de limeños sientan que los gobiernos locales no están acorde con sus grandes necesidades.

Y es que a tan solo cuatro meses de que termine la gestión del actual alcalde, Luis Castañeda Lossio, importantes megaproyectos urbanos han quedado literalmente abandonados. Este es el caso de la ampliación de la autopista Ramiro Prialé y de la ruta del Metropolitano hasta el distrito de Carabayllo.

Otras importantes obras, como los puentes peatonales y el nuevo malecón en la Costa Verde, el viaducto El Derby y el viaducto 6 del corredor de la Línea Amarilla, aún no están terminadas, y otros proyectos –como el by-pass de 28 de Julio– no han significado la solución que esperaban los millones de ciudadanos.

Según el último estudio de Lima Cómo Vamos, apenas el 14% considera que la Alcaldía de Lima planifica el crecimiento de la ciudad. En otra parte de la encuesta, solo un 30% refiere que la autoridad metropolitana contribuye al desarrollo de la ciudad y un reducido 8% afirma que está satisfecho con la forma en que atiende los problemas del transporte.

La arquitecta Silvia de los Ríos, consultora del Centro de Investigación, Documentación y Asesoría Poblacional (Cidap), aseguró que varias de las obras mencionadas carecen de estudios técnicos y por ello no han contribuido a mejorar la calidad de vida de los limeños.

“La toma de decisiones se ha dado bajo visiones muy particulares y no ha habido continuidad en los proyectos. El by-pass de 28 de Julio ha sido una obra salida del momento y lo único que ha creado es un gran cuello de botella”, aseguró a Perú21.

Explicó que los viaductos y los by-pass nunca han sido una solución para descongestionar las calles. “Está probado, en diferentes países del mundo, que no funcionan. Si abres vías, van a circular más carros e igual va a haber tráfico. Debieron empezar con una mejor programación de los semáforos y un ordenamiento de la señalización. Eso no te cuesta millones”, aseguró.

Perú21 hizo un recorrido por los mencionados proyectos y lo que halló fue más problemas que soluciones. En la autopista Ramiro Prialé, el cerco que se hizo para instalar el campamento de la obra ha creado mayor congestión vehicular de la que había antes. Una de las vías más comprometidas es la avenida Las Torres, en Huachipa.

De otro lado, en el by-pass de 28 de Julio, ubicado en el Cercado de Lima, se continúa registrando gran congestión vehicular en el sentido de sur a norte, desde las 6:00 p.m. hasta las 8:00 p.m. Además, la obra luce deteriorada y con más de un centenar de grietas.

En la Costa Verde, los puentes peatonales continúan clausurados. Los baños públicos que se construyeron debajo de esas estructuras están llenos de basura y parecen un fumadero.

Sobre el nuevo malecón, la construcción ha sido paralizada en varias playas de Miraflores por orden de la Capitanía del Puerto del Callao. Estos trabajos inconclusos han perjudicado a los bañistas y los visitantes, quienes tienen cada vez menos espacio para hacer deporte o ingresar al mar.

En los casos de los viaductos de El Derby y la Línea Amarilla, estas sí presentan avances.

PLANETA SOLUCIONES

Para el arquitecto y urbanista Jorge Ruiz de Somocurcio, la comuna de Lima debe gobernar de manera coordinada con los otros municipios y el Gobierno.
“Que haya solo un plan de desarrollo para la capital. Un alcalde no puede hacer lo que le parece como si fuera un cacique. Deberían crearse mancomunidades y también alianzas estratégicas con el Ejecutivo para repartirse los roles”, sostuvo.

Recomendó que, por ejemplo, “en vez de que haya 43 planes urbanos, que se haga un plan para Lima Norte, otro para Lima Este, otro para Lima Sur”.