Mayoría de candidatos presidenciales no considera a comunidad LGTBI. (Luis Gonzales)
Mayoría de candidatos presidenciales no considera a comunidad LGTBI. (Luis Gonzales)

Todos los peruanos sin excepción son convocados a votar para elegir al presidente y a los congresistas que decidirán el destino del país por cinco años. Todos nosotros, sin excepción de origen, raza, idioma, religión, opinión política, condición económica, ni orientación sexual.

En los últimos años, la búsqueda del reconocimiento de derechos ciudadanos que los peruanos de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGTBI) y simpatizantes de este movimiento se ha posicionado como un tema pendiente de desarrollo en nuestro país. Y es un tema que debería ser desarrollado en los planes de gobierno debido a su importancia. La realidad nos muestra algo muy diferente.

Gabriela Zavaleta, activista de Matrimonio Igualitario, resalta que solo ocho partidos incluyen el tema en sus planes de gobierno. Y once "no tienen absolutamente nada", hecho que considera como "bastante preocupante", ya que es justo el caso de aquellos candidatos que lideran las encuestas.

Pero no considerar a este sector de la población no sería el único problema: de los ocho planes de gobierno solo cinco han trabajado un tema que es de primordial atención para la comunidad LGTBI desde el 2014, la unión civil.

POR LA UNIÓN CIVILPor unión civil se entiende aquella figura jurídica que reconoce la relación entre parejas del mismo sexo, que les otorga una serie de derechos y deberes para ambas partes. La unión civil es desarrollada en solo cinco planes de gobierno.

En el caso de Todos por el Perú del candidato Julio Guzmán, su plan de gobierno propone presentar e impulsar la aprobación en el Congreso de una ley de unión civil que equipare los derechos de parejas de los homosexuales con los del resto de la ciudadanía. El plan descarta la adopción de menores.

El plan de Peruanos por el Kambio del candidato Pedro Pablo Kuczynski promueve "la aprobación de la unión civil no matrimonial que permita garantizar los derechos patrimoniales de las parejas así constituidas". Al respecto, Antonio Capurro, activista de Plural Perú, considera que el candidato ha remarcado en sus declaraciones que la unión civil irá tan solo en el tema patrimonial, lo cual deja sin piso al proyecto de ley del congresista Carlos Bruce.

El Partido Humanista Peruano, del candidato Yehude Simon, promueve en su proyecto que su gobierno "reconocerá la unión civil para personas del mismo sexo". En el caso de Perú Patria Segura, de Renzo Reggiardo, propone la figura del "matrimonio homosexual" la cual se refiere en realidad a la unión civil que otorga derechos patrimoniales. El candidato declaró al programa #Diálogos21 de este diario que se opone a la adopción de menores.

El Frente Amplio de la candidata Verónika Mendoza señala como "objetivo estratégico proteger y garantizar los derechos de las personas LGTBI y aprobar una ley de matrimonio Igualitario".

De acuerdo con Capurro, los planes de gobierno que plantean más derechos para la igualdad de la comunidad LGTBI son los del Frente Amplio y Todos por el Perú, por tener "planteamientos más cohesionados y sólidos por los derechos ciudadanos y libertades cívicas". El resto de partidos, considera, "se inclinan por la defensa de la no discriminación básicamente". Gabriela Zavaleta, en cambio, opina que el Frente Amplio tiene "un plan integral de preocupación por las personas LGTBI".

GENERALIDADESLos demás partidos políticos que mencionan a la comunidad homosexual en sus planes, no han considerado temas vinculados a la unión civil y son muy generales al respecto.

La Alianza Electoral Solidaridad Nacional de Hernando Guerra García no hace mención específica al reconocimiento de la unión civil entre personas del mismo sexo. Sin embargo, en el segmento #Diálogos21 declaró estar a favor de otorgarles derechos patrimoniales.

Respecto al oficialista Partido Nacionalista con el que postula Daniel Urresti, Capurro menciona que el candidato "no se ha cansado de repetir que está a favor de la unión civil" ya que considera que se debe "respetar el derecho de las minorías", sin embargo, su plan de gobierno "no lo menciona ni por asomo".

Si bien el candidato presidencial Alan García se ha mostrado a favor de la Comunidad LGTBI, el plan de gobierno de la alianza APRA y PPC no incluye ninguna propuesta concreta.

Finalmente, el plan de gobierno del Frente Esperanza, de Fernando Olivera, no incluye la Unión Civil, sin embargo, precisa que "comparte los enfoques de género (mujeres y colectivo LGTBI)".

En nuestro país, la unión civil y otros temas que vinculan a la comunidad LGTBI merecen ser discutidos y debatidos con todo el respeto que merece este sector. Y, con la madurez política que se espera de nuestros líderes, tratar el matrimonio igualitario, el cual busca que personas del mismo sexo puedan acceder a los mismos derechos y deberes que las parejas heterosexuales. Un tema que será puesto en debate en los próximos años.

Derechos pro LGTBI en Latinoamérica

Mientras que en el Perú aún se discute la posibilidad de que la comunidad LGTBI acceda a los beneficios de la unión civil, en otros países de la región los temas son más desarrollados. Chile, por ejemplo, cuenta con la vigencia del Acuerdo de Vida en Pareja. Asimismo, Argentina permite el matrimonio igualitario y la adopción de menores, lo cual es admitido también en Uruguay, Brasil y en algunos estados de México. En Colombia, se admite la unión civil y la adopción desde noviembre pasado y en Ecuador existe la figura jurídica de la unión de hecho que permite ser registrado en el documento de identidad. En tanto, en otros países como Bolivia y Venezuela, el tema ya forma parte del debate político.

ANÁLISISBruno Fernández, Asesor legal de 'Sin Etiquetas'

Temas esenciales a trabajarLos planes de gobierno tienen medidas que se podrían abarcar siempre y cuando estén sujetos a una bancada fuerte en el Poder Legislativo. Hay otras medidas que se podrían implementar desde el gobierno en los planes pero no han sido incluidos. En ese sentido, las propuestas me parecen insuficientes: Se han abarcado muy pocos temas y de lo poco trabajado, son mucho menos de lo se puede impulsar desde el Ejecutivo.

Por otro lado, existen temas urgentes que deberían trabajarse en beneficiode la comunidad LGTBI como la ley de crímenes de odio, un proyecto que fue discutido en el Pleno en el 2013 y que propuso sancionar con una pena mayor los crímenes que estuvieran basados en la discriminación por orientación sexual y la identidad de género. Asimismo, se requiere una ley de identidad de género que permita que las personas puedan variar en su DNI la referencia al sexo con el que aparecen. Ello beneficia a transexuales.

Por: Carlos Viguria & Esteban Monzón

TAGS RELACIONADOS