Las zonas de Chosica son afectadas por huaicos. (GEC)
Las zonas de Chosica son afectadas por huaicos. (GEC)

En un escenario de alto riesgo por las intensas lluvias que han comenzado en noviembre y continuarán durante el primer trimestre del próximo año, el informó que modernizó su Sistema de Monitoreo de Huaicos en las quebradas Huaycoloro y Río Seco, ubicadas en el límite de las provincias de Huarochirí y Lima Metropolitana.

El IGP indicó que dicho sistema registra datos geofísicos en tiempo real que luego son entregados a las autoridades, quienes deberán ejecutar acciones preventivas de manera oportuna.

Marco Milla, director de la sede Jicamarca del IGP, explicó que el sistema tiene 4 estaciones de monitoreo, las cuales cuentan con cámaras y detectores de paso de los huaicos. “Dos estaciones de sensores están instaladas en la quebrada Huaycoloro y las otras dos en la quebrada Río Seco”, expresó el funcionario.

Además, remarcó que los datos que se registran con este sistema son de gran utilidad para Sedapal, ya que le permite operar la Planta de Tratamiento de Agua Potable de La Atarjea.

Indicó que este proyecto se implementó en el 2014 con el financiamiento de Innóvate Perú ante la necesidad de anticipar los constantes huaicos que ocurren en la zona de Jicamarca y lugares aledaños.

Marco Milla recordó que durante el fenómeno El Niño costero del 2017, el cual afectó toda la zona de Cajamarquilla y sus alrededores, los registros de este sistema de monitoreo fueron vitales para que instituciones como Sedapal, COEN, Senamhi, Minam, entre otros, tomen las medidas de prevención que, finalmente, ayudaron a mitigar los daños materiales y el impacto en la vida de las personas.

“Nuestro desempeño en el 2017 fue muy importante. Permitió que, en el 2018, el IGP obtenga un nuevo financiamiento de parte del Fondo para Intervenciones ante la Ocurrencia de Desastres Naturales (Fondes) para ampliar el sistema con la instalación de dos nuevas estaciones a 5 km aguas arriba de la ubicación actual en las quebradas Huaycoloro y Río Seco”.

“Con esta ampliación se podrá alertar a las instituciones competentes hasta con 40 minutos de anticipación una vez registrado el evento”, agregó el investigador del IGP.