(Captura de TV)
(Captura de TV)

Una peruana está detenida hace 10 días en New Jersey (), luego de que fuera acusada por la Policía local de intentar contratar a un sicario para que asesine a su esposo.

Mirtha Marchena Chávez (36) solicitó a una amiga que la ayudara a buscar a alguien que acabara con la vida del padre de sus tres hijos. Sin embargo, esta dio aviso a las autoridades, quienes empezaron a seguir sus pasos desde el pasado 5 de noviembre.

En un operativo, Marchena Chávez fue intervenida cuando pensaba que se reunía con el presunto asesino, que en realidad se trataba de un detective encubierto, informó América Noticias.

La fiscal del condado de Passaic aseguró que la peruana iba a darle un depósito de US$400 al agente y que incluso, le había solicitado que le traiga la billetera de la víctima como prueba de que había logrado su cometido.

En tanto, los familiares de Marchena Chávez –quienes radican en Lima– esperan que el Ministerio de Relaciones les dé más información sobre la situación de la peruana.