Tras un año de proceso en Estados Unidos, Carlos Alberto Arteaga Tapia fue sentenciado a 11 años de prisión por presuntamente pertenecer a la agrupación terrorista . Él actualmente cumple su condena en la cárcel de Miami.

Según América Noticias, el chimbotano de 37 años fue apresado el 3 de marzo del 2010 luego de ser contactado, a través de Internet, por un agente de los aparatos de inteligencia de EEUU, quien le ofreció un puesto de trabajo en Panamá.

Sin embargo, sus familiares manifestaron que él trabajaba como motorista de embarcaciones pesqueras y que lo condenaron sin pruebas. Además, aseguran que Arteaga Tapia no tiene recursos para pagar su defensa. Están a la espera de lo que les informe la embajada de EE.UU y el consulado sobre el caso.