Especialista afirmó que el vendedor de salchipapas habría sido víctima de violencia familiar. (Facebook)
Especialista afirmó que el vendedor de salchipapas habría sido víctima de violencia familiar. (Facebook)

Impulsivo, obsesivo, narcisista, inseguro, con baja tolerancia a la frustración y un peligro para sí mismo y para la sociedad. Estos son algunos de los rasgos psicológicos de Eduardo Glicerio Romero Naupay, de acuerdo con , psicólogo y director del Instituto Gestalt de Lima.

El psicoterapeuta aseguró que Romero Naupay tiene algún trastorno de personalidad y habría tenido algún problema emocional de niño. "Sin duda, vemos que es un sujeto que no tolera la frustración y que no controla sus impulsos. Esto lo demostró al haber atacado de un momento a otro al fiscalizador", dijo.

También manifestó que es una persona que tiene un trastorno de la realidad. "Tenía baja autoestima y mostraba fortaleza al mostrar en sus redes sociales sus armas de fuego, cuando en el fondo era una persona débil. Ese era su mecanismo de defensa", sostuvo.

Asimismo, afirmó que el vendedor de salchipapas habría sido víctima de violencia familiar, lo que lo habría convertido, con el tiempo, en una persona poco sociable.

Por otro lado, familiares de Romero Naupay indicaron que este "siempre fue una persona retraída, poco comunicativa y poco participativa con la familia", lo que confirmaría el perfil trazado por Manuel Saravia.

Recalcaron, además, que "no sabemos qué pasó por su mente, y a todas las familias que ha podido ocasionar ese desastre le pedimos perdón a nombre de él".

Agregaron que se dedicaba a la venta de sánguches luego de estar desempleado. "Tenía su enamorada y trabajó para un banco como seguridad", sostuvieron.